Últimos temas
» •• Presidentes de las Fraternidades
12th Marzo 2015, 5:06 pm por rascony

» HabíaUnaVez´[Élite]
5th Febrero 2015, 8:40 am por Invitado

» COVEN U.K. Normal {Cambio de dirección}
4th Febrero 2015, 2:23 pm por Invitado

» Under the Palmtrees (élite - cambio de botón)
24th Enero 2015, 7:50 pm por Invitado

» Cerberus Project [ Gay / Slash / Yaoi Amo x Esclavo ]-Normal-Confirmación
18th Enero 2015, 10:41 pm por Invitado

» Time of Shadows { Af. Elite }
18th Enero 2015, 1:16 pm por Invitado

» Cambridge Universidad (Afiliación élite aceptada)
12th Enero 2015, 1:52 pm por Invitado

» Rumour Has It - Confirmación Afiliación Normal Y Cambio de Botón
11th Enero 2015, 6:34 pm por Invitado

» •• Registro de Matricula
11th Enero 2015, 1:35 pm por A. Gabrielle Sorensen

Hermanos
Directorios
Elite [43/45]
Wilson Academy Ever After Kingdom
The New York City MAGNIFIQUE PARÍS Fruit of the poisonous tree
Under the Palmtrees
Créditos
•• Todas los gráficos del skin realizados en este foro pertenecen a #Snowy, los demás a sus respectivos creadores; nadie puede apropiarse de estos gráficos sin consentimiento previo, así como manipularlos.
•• Tanto skin, templates y otros códigos que puedan encontrarse en el foro, son de exclusividad para el mismo, cualquier similitud será tomada como plagio y denunciada como tal.
•• Los emoticones fueron creados por COOKIEMAGIK y ABFC de deviantart.
•• Agradecemos a Deviantart y SavageThemes por los recursos ofrecidos.
•• La historia e información que aparece en el foro fue creada por la administración, por lo tanto no se puede tomar sin permiso previo de la misma.



¡No más fiestas! || Amelie E. Vinkbourch

Ir abajo

¡No más fiestas! || Amelie E. Vinkbourch

Mensaje por Matthew W. Langdon el 10th Diciembre 2014, 8:41 am

“Mírate, ¿En qué se supone que estabas pensando al aceptar venir aquí? Eres estúpido Matt” me dije mientras me mantenía sentado en una de las mesas del pub. No sabía por qué estaba en aquella fiesta. Bueno, sí lo sabía, pero no entendía qué narices se me había pasado por la cabeza cuando acepté ir con algunos compañeros de la fraternidad. “Será guay. Relaciónate por una vez Matt, sé un buen compañero”. Claro; y yo como un tonto fui casi arrastrado por unas personas que ahora ni sabía dónde estaban. Como me solía pasar no conocía a nadie de allí, quizás me sonasen los rostros de alguno; pero no me había puesto a mirar, la verdad. La soledad era parte de mí hasta en las fiestas.

La música sonaba fuerte y retumbaba en mis oídos como una taladradora. No había bebido nada de alcohol a diferencia de toda la gente que rondaba por allí; que seguramente llevasen más alcohol que sangre por sus venas. Estaba cansado y era tarde. Me hubiera marchado si no hubiera sido porque una muchacha morena se apoyó sobre la mesa en la que yo me encontraba. Parecía encontrarse bastante mal, seguramente que por toda la mierda que se había metido en el cuerpo. Me levanté para ayudarla a sentarse en unas de las sillas y que no tuviera ningún accidente. La sostuve de los brazos con cuidado pero, antes de preguntarla que si se encontraba bien - aunque fuera evidente que no -, alguien me puso una mano por encima del hombro haciendo que girase hacia su posición y dejase a la chica.

De repente tenía frente a mí un grupo de tíos que ni conocía. Me quedé en silencio escuchando los reclamos de uno de ellos que me decía a voces que qué hacía con su novia mientras los otros se reían disimuladamente de todo el asunto. - Tu chica está borracha. Sólo la estaba ayudando, cosa que quizás deberías haber estado haciendo tú. - respondí de forma tranquila, aunque pensándolo bien, seguramente que mi sinceridad molesto a aquel gorila sin cerebro. Y así fue pues, antes de que me diese tiempo a largarme y dejar todo el asunto uno de sus puños encajó en mi cara como si fuera un saco de boxeo. A partir de ahí todo fueron voces y más golpes hacia mi persona hasta que alguien - me imagino que el segurata - nos echó a todos los implicados.

Por suerte aquellos tipos se marcharon con la chica y yo simplemente me quedé sentado sobre el suelo, no muy lejos de la entrada, con la espalda apoyada sobre la pared del local. Mi labio y mi ceja estaban sangrando pero necesitaba asimilar todo lo que acababa de pasar antes de levantarme e irme a curarme todo aquello. Además me dolía todo el cuerpo de los golpes. Por suerte me había tomado la medicación antes de salir de la residencia y mi faceta de “soy un demonio andante” no había salido a relucir con toda aquella historia. Si lo hubiera hecho se podría haber liado muchísimo más de lo que ya se había liado. “No volveré a una fiesta más en mi vida”.



All monsters are human
avatar
Matthew W. Langdon
Sirrah » Member
Sirrah » Member

Mensajes : 24
Monedas : 353
Fecha de inscripción : 08/12/2014

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ¡No más fiestas! || Amelie E. Vinkbourch

Mensaje por Amelie E. Vinkbourch el 10th Diciembre 2014, 8:39 pm

Amelie, Amelie, Amelie ¿Que haces es una fiesta? Ciertamente no lo sabía, ella era más de fiestas tranquilas, sin que el alcohol fuera el protagonista del lugar, normalmente se dedicaban a tocar guitarra y hablar sobre política e historia,  pero ahora se encontraba sentada en la barra con su rostro apoyado en la mano derecha y el celular en la izquierda, bajando por Twitter sin ningún interés en especial, solo leyendo las distintas actualizaciones.

Observó el lugar con una calma fría. Lo detestaba, así como así lo supo, la rubia no era asidua a estos lugares y que estuviera aqui era porque una compañera de fraternidad le había pedido acompañarla, debía haber respondido que no y seguir sus instintos, pero claro, por esta vez quería tratar de no verse fuera de lugar en un lugar como este, aunque claramente no lo logro. Si bien era cierto que se le habían acercado hombres, ella los había mandado a volar con una mirada desagradable y un movimiento de su mano, no deseaba ese tipo de compañía, pero claramente algunos de ellos no entendían el mensaje. Un movimiento a su derecha llamo levemente su atención, una mujer casi al borde del desmayo por su irresponsabilidad estaba tratando de sentarse, Amelie solo enarco la ceja mientras volvía a su monotonía de ver Twitter,  la rubia no se iba a estar preocupando de mujeres que no sabian medir sus propios límites y si bien era cierto que estaba el tema de ''Solidaridad entre chicas'' a Amelie no le podía preocupar menos, si la mujer se llevó más allá de los límites pues que ella misma se sacará los problemas. 

Al parecer un chico que reconoció de la universidad, la cabeza de la rubia ofreció el nombre de Matthew,  él se encontraba del otro lado de la barra y no pensaba igual, trato de ayudar a la borracha, aunque fue un pésima decisión, era obvio que no estaría sola, de hecho, la rubia estuvo a punto de advertirle, pero no fue necesario, un gorila gigante le tocó el hombro al rubio sin mucha delicadeza, la rubia observó todo, dejando el móvil de lado. Matthew dejo salir un comentario inteligente con el que la Pollux río por lo bajo pero allí empezó el pandemonio, golpes iban y venían, Amelie lo único que atino a hacer fue alertar al barman, por lo que este llamo al guardia de seguridad, haciendo que todos salieran de allí.

La rubia se encaminó hacia afuera de curiosa y se dio cuenta de que el chico estaba afuera. Su veta compasiva salio, por lo que pidió un poco de hielo que envolvió en el pañuelo que llevaba en su cuello y volvio a salir poco segura de que él s quisiera ayuda, pero le dio igual; Se agachó a su lado mientras evaluaba sus daños, labio y ceja estaban sangrando- Esto quizás duela, así que aguanta-limpio la sangre donde estaba y luego con delicadeza apoyo el hielo en el golpe de su boca- Cualquiera en su sano juicio sabe que con ese comentario te ibas a llevar un golpe-estaba tratando de calmarlo dando conversación, apoyo un poco el hielo en el labio- Debes tener cuidado Matthew, además me parece sumamente extraño que estuvieras en este antro --se encogió de hombros mientras pasaba la pequeña compresa en su frente- Ahora que estas algo mejor vamos al hospital o donde puedan verte la gravedad de eso golpes-medio sonrió para luego ponerse de pie ofreciéndole la mano- Si no vas te llevo de la oreja y sabes que puedo hacerlo-río algo nerviosa mientas lo ayudaba a ponerse de pie.


avatar
Amelie E. Vinkbourch
Pollux » Member
Pollux » Member

Mensajes : 15
Monedas : 300
Fecha de inscripción : 09/12/2014

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ¡No más fiestas! || Amelie E. Vinkbourch

Mensaje por Matthew W. Langdon el 11th Diciembre 2014, 7:32 am

El dolor que sentía era punzante; como pinchazos que iban y venían sin dejarme un descanso. Nunca había estado metido en una pelea. A decir verdad siempre me alejaba de todo los posibles peligros cuando los veía venir, pero en aquel momento en que se produjo todo ni siquiera me puse a pensar que podía acabar así. Es verdad que yo no me había defendido, estaba claro que aunque lo hubiese intentado mi cara hubiera acabado igual o incluso peor - cosa que para nada hubiese querido -. Era algo que estaba cantado, contra ese gorila yo no era más que un juguete al que hinchar a golpes a su antojo.
Noté como alguien se acercaba a mí y casi me resigné a que fuera otra vez aquel tipo y volviese a continuar lo que no había acabado. Pero, para mi sorpresa, era una chica la que ahora se encontraba ayudándome, lo cual me produjo un tremendo alivio. Aunque fuera un milagro - porque lo era - mi mente puso nombre a ese rostro; era Amelie. No la conocía de mucho pero sabía que no era una mala chica.

- Au. - me quejé levemente cuando noté el frío sobre mi piel. Aquel hielo parecía actuar como fuego en mi labio, pero aguanté como pude sin moverme demasiado. Sabía que aquello me aliviaría un poco. Escuché los comentarios de la chica en silencio. No la había visto por allí y me resultó curioso que hubiera estado viendo todo lo sucedido. Pero lo que decía era verdad, yo no estaba en mi sano juicio - Bueno, a lo mejor es que yo no estoy en mis cabales. Soy mucho de meter la pata supongo. - respondí como pude. El golpe del labio me lo ponía difícil. - Lo sé, hasta a mí me parece extraño verme por aquí. Pero lo mismo digo de ti Amelie, no me imaginaba que te gustasen esta clase de fiestas. - respiré aliviado cuando la chica se puso en pie. Había estado aguantando el dolor para que no se preocupase mientras me ayudaba.

Sostuve su mano y me levanté lo mejor que pude ayudándome también de la pared, apoyando mi cuerpo finalmente en ésta con todo el cuidado del mundo - Amelie, te agradezco muchísimo la ayuda y estoy seguro de que serás capaz de llevarme de la oreja. - suspiré para después mostrarla una leve sonrisa - Pero necesito un respiro ¿Vale? Sólo un momento. Creo que mi cuerpo no está hecho para ser un saco de boxeo. - intenté bromear - aunque no fuera lo mío - para quitar hierro al asunto. No quería que ella se preocupase, eran unos cuantos golpes que terminarían curándose solos y tampoco pretendía tener ocupada a la chica toda la noche con un tonto que se había metido en líos él solito - Puedes irte si quieres Amelie, no estás obligada a estar aquí…cuidándome. - porque sí, era lo que estaba haciendo la chica - Hace frío y seguro que tienes cosas más importantes que hacer que estar aquí conmigo. - suspiré de nuevo ante la idea de quedarme solo. No quería que se marchara pero quizás era lo mejor para ella…



All monsters are human
avatar
Matthew W. Langdon
Sirrah » Member
Sirrah » Member

Mensajes : 24
Monedas : 353
Fecha de inscripción : 08/12/2014

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ¡No más fiestas! || Amelie E. Vinkbourch

Mensaje por Amelie E. Vinkbourch el 11th Diciembre 2014, 7:44 pm

Escucho sus palabras sin decir nada, solo dejando que hablará, aunque tampoco se le ocurría que decir. Una sonrisa casi traviesa corrió por los labios de la rubia al escuchar sus últimas palabras, obviamente podría llevarlo de la oreja, luego volvió a su sonrisa normal-Cierto, lo siento, es que me preocupa que estés así, pero vale, descansa un poco y nos movemos-dejo que él se apoya en la pared mientras Amelie sostenía los hielos con delicadeza en la frente de él-Ninguno de los dos es de estar aquí, pero aún así para ti es bueno que yo estuviera-era una frase sincera, tampoco ella se vanagloriaba de ser su salvadora ni mucho menos, la rubia solo estaba tratando de calmar su dolor y definitivamente tratar de llevarlo al hospital, no iba a dejar que se quedara solo, menos en ese estado, por lo que negó con fuerza con la cabeza-No estoy obligada Matthew, estoy aquí contigo porque quiero-y porque le preocupaba lo que pasará con él-Además créeme, no hay nada más divertido que ir con alguien al hospital-bromeo con delicadeza-Y frío no hace-murmuró testaruda, ella no se iba a ir, no quería y ciertamente no debía.

Se abrazo a si misma más que nada por costumbre que por frío, era una de las multiples maneras que usaba para poder estar tranquila, al menos por el momento. Lo observo con cuidado, tratando de no darle una pista sobre si estaba bien o mal sus heridas, de hecho, le logro sonreír, cosa que fue todo una hazaña considerando que estaba muy preocupada-No se si es una suerte o una ventaja para ti que yo estudie Literatura-murmuró encogiendo los hombros. Dejo caer el hielo, enrollando su pañuelo para dejarlo en su bolso-¿Quieres chocolate?preguntó mientras observaba el contenido de su pequeña cartera, se había olvidado que tenía este dulce y le ofreció un trozo-Para que sonrías-se mordió el labio mientras le daba el chocolate, ella misma saco un pedazo, mordiendo con cuidado y sintiendo el sabor dulce derramarse por su boca, aunque no era su chocolate favorito, era uno de los que más le gustaba y de pronto se encontró sonriendo de oreja a oreja-Lo siento, bueno da igual-trato de evitar el sonrojo.

-¿Entonces estas mejor?-dijo de manera suave, tratando de sonar como su madre cuando no  deseaba que nadie se pusiera nervioso-Que enserio prefiero que vayamos, además ese gorila podría aparecer de nuevo-frunció sus labios en una pequeña mueca, no era miedosa, pero ese tipo de gente podría aparecer y solían hacerlo después de un tiempo, le ofreció de nuevo la mano para que pudiera estar con un poco  más de estabilidad y así poder llevarlo-Nos vamos-murmuró mientras se encaminaba con él-Si ves un taxi, hazlo parar -dijo dando pasos junto a él.


avatar
Amelie E. Vinkbourch
Pollux » Member
Pollux » Member

Mensajes : 15
Monedas : 300
Fecha de inscripción : 09/12/2014

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ¡No más fiestas! || Amelie E. Vinkbourch

Mensaje por Matthew W. Langdon el 12th Diciembre 2014, 5:15 am

Por suerte para mí Amelie había resultado ser testaruda. No iba a negar que su respuesta de quedarse me había aliviado y alegrado a la vez. No estaba cómodo del todo porque, sinceramente, no acostumbraba a pasar mucho tiempo con chicas - en general con gente - y no sabía muy bien que temas tratar, mucho menos en esa situación; porque era difícil. No quería preocuparla, pero lo mío tampoco era hacerme el machote y me estaba costando la vida aparentar estar “estable” - Está bien, está bien. - la sonreí - Gracias por quedarte. - aquellas tres palabras no podían haber sido más sinceras, la rubia había sido una salvación para mí.

La miré extrañado cuando la escuché decir que si quería chocolate. Aquel momento había sido hasta gracioso, las mujeres y sus bolsos. Ahí estaba la prueba de que nunca se sabía qué podían guardar en ellos. Sonreí de forma relajada cuando me dio uno de los trozos. Aquellas palabras junto con el gesto de morderse el labio me habían parecido de lo más adorable. Y antes de llevármelo a la boca - más por no hacer el feo - no pude evitar quedarme mirando su rostro como un tonto. Porque seamos sinceros, yo no me solía fijar en las chicas - las relaciones amorosas nunca funcionaban para mí - , pero no podía negar que ella era guapa. Cualquiera se podría haber dado cuenta y, si ya me hacía aquel gesto pues uno se quedaba estúpido por un rato sin poder evitarlo - Gracias. Y no lo sientas, la sonrisa te queda muy bien. - ¿Eso había sido un halago? “Vaya Matt, te estas superando”.

Salí de mis pensamientos cuando me preguntó que si estaba mejor. El dolor seguía ahí pero por lo menos ya me podía mover así que asentí a su pregunta de movernos. - Vale, como quieras. Vamos al hospital. No me haría gracia volver a encontrarme con ese tipo. - tragué saliva ante la idea de tener que andar unos cuantos kilómetros mientras me ayudaba de ella, porque sí, los malditos hospitales de aquella ciudad estaban lejos. Casi podría jurar que recé a todos los dioses de las diversas religiones para que un taxi apareciese. Y como por arte de magia noté el sonido de un coche detrás nuestra ¿Y a que no sabes qué? ¡Era un maldito taxi! Levanté el brazo como pude casi con desesperación y vi como el coche frenaba delante de nuestras narices para finalmente detenerse - Hoy es mi día de suerte. - sonreí mirando a Amelie - Vamos, monta. - por muy mal que estuviese, mi educación no se había perdido y la dejé entrar a ella primero abriendo la puerta lo mejor que pude para después montar yo - Al hospital más cercano, por favor. Intentaré no mancharle la tapicería. - me disculpé de antemano con el taxista. Nunca se sabía.

El viaje no iba a ser del todo corto y yo estaba más que cansado, y dolorido, así que apoyé mi cabeza sobre el reposa cabezas del siento y terminó, quién sabe cómo, en el hombro de la rubia. Estaba exhausto - Gracias por todo Amelie, me alegro de que hayas sido tú la que estuviera en esa fiesta. Nadie me hubiera ayudado mejor, eres una gran chica. - ¡Y viva la sinceridad! Era estúpido; a esas horas sólo decía estupideces que al día siguiente seguro que me hacían morir de vergüenza. Pero mi bocaza ya la había abierto y no había marcha atrás.



All monsters are human
avatar
Matthew W. Langdon
Sirrah » Member
Sirrah » Member

Mensajes : 24
Monedas : 353
Fecha de inscripción : 08/12/2014

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ¡No más fiestas! || Amelie E. Vinkbourch

Mensaje por Amelie E. Vinkbourch el 13th Diciembre 2014, 11:44 pm

Se encogió de hombros sin poder evitarlo, era testaruda de hecho no le molestaba serlo pero había veces que ese tipo de conducta le había traído bastantes inconvenientes-No agradezcas, no es necesario-movió su mano en un ademán despreocupado, tratando de darle relajo al asunto,  ella no era de los que dejaba a las personas al medio de la calle heridas, aunque aveces podría serlo, en realidad, era demasiado cambiante como para poder dar por hecho algún aspecto de su personalidad.

La mirada de él hizo sonreír un poco más a la rubia-No muerdo, es solo chocolate-se movió un mechón de cabello detrás de la oreja, para luego seguir con su sonrisa. Un ligero y casi imperceptible sonrojo se extendió por la cara de Amelie al sentir la mirada fija del rubio frente a ella, no podía explicar porque, pero le hizo sentirse un poco más cálida, ya que normalmente ella prefería ser fría, cosa que claro, no estaba llevando a cabo con él-Yo-se trabo a media frase al escuchar su cumplido-Gracias-susurró mientras bajaba la vista levemente, no era habitual para la rubia recibir cumplidos, normalmente porque no se acercaba tanto a los hombres y si ellos se acercaban decían una que otra cosa casi vulgar, algo que ciertamente a Amelie no le agradaba para nada.

-Créeme, soy la voz de la razón aquí -lo miró de manera reprobatoria y luego río por lo bajo, ella detestaba ese tono de voz, como de profesora loca enojada y es que claro, lo había vivido casi toda su vida y era algo que ya era desagradable para la rubia. Desvió la vista hacía Matthew, observando su perfil con curiosidad, él era bastante lindo, algo que costaría mucho que Amelie dijera a buenas y primeras, pero si, ella lo encontraba atractivo y aunque para la oji azul era más importante la personalidad, sentía que la manera de ser que tenía Matthew debía ser muy encantadora-¡Yuhuu! taxi-movió sus manos  en plan celebración y subió con él, acomodándose con cuidado en el asiento, para no pasar a llevar al rubio.
Desvió la vista hacía él justo en el momento en que la cabeza de Matthew reposó en su hombro. Ella levantó la mano con suavidad, acariciando su cabello; Fue un movimiento casi por inercia, sin pensarlo, pero tampoco lo detuvo-Matthew, te digo no tienes que agradecerme, lo haría otra vez si fuera necesario-sonrió, tratando de reconfortarlo, siguiendo con las suaves caricias de su mano en el cabello del rubio, pasando levemente a su mejilla, pero volviendo rápidamente a su cabello y es que le daban ganas de llenarlo de cariño, cosa que a  Amelie ciertamente no le pasaba muy a menudo-Solo dime si te molesta -murmuró algo avergonzada, refiriéndose al toque de su mano en la piel y cabello de él, tampoco quería que se sintiera incomodo.
Decidió desviar la vista hacía la ventana del taxi, observando la noche, las luces y los edificios totalmente llenos de vida-Me agrada la noche-dijo de nuevo casi sin querer, solo por hacer conversación vaga sobre el estado de la noche.


avatar
Amelie E. Vinkbourch
Pollux » Member
Pollux » Member

Mensajes : 15
Monedas : 300
Fecha de inscripción : 09/12/2014

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ¡No más fiestas! || Amelie E. Vinkbourch

Mensaje por Matthew W. Langdon el 15th Diciembre 2014, 8:57 pm

El momento se había vuelto extraño; pero para nada incómodo. No es que no me gustase que la chica me tratase con tanto cariño, había sido yo el que había empezado con aquellas confianzas y estaba encantado, no lo iba a negar ¿Falta de cariño? Podría ser, pero a pesar de que parecíamos una pareja a ojos de cualquiera no me importaba en absoluto. Yo no era de los que se avergonzaba fácilmente, pero aquello quizás sobrepasaba un poco mis límites, aunque en se momento me daba igual la vergüenza que yo pudiera sentir.

- No. No pares Amelie. Por favor. - casi supliqué cuando escuché decir a la chica que si me molestaba. No sabía qué era lo que sentía pero me daba paz y por un momento el dolor de las heridas había pasado a un segundo plano - Me hace sentir mejor. - así que me negaba a que parase de hacer aquello. Me recoloqué mejor en el asiento para sentirme más cómodo y rodeé a la rubia con mi brazo por la cintura en un semiabrazo. No sabía si la sentaría bien aquello pero mis intenciones no eran malas ni mucho menos. Sólo estaba cómodo; como un niño, y, aunque yo no fuese de mostrar ese tipo de afecto y siempre estuviera solo tenía mi lado cariñoso - Espero que no te moleste… pero quería darte un abrazo. - desastroso y como pude, pero por lo menos lo intenté.

Observé por la ventanilla, como ella hacía, al escucharla decir que le gustaba la noche. La ciudad sin duda era más bonita y enigmática de noche; pero yo prefería el día, no sabía por qué…supongo que tan oscura me transmitía más soledad de la que ya estaba acostumbrado - Sí, la ciudad está mejor así sin duda, aunque yo soy más de día que de noche ¿Pero sabes? - sonreí - No me importaría salir una noche por ahí contigo. En una situación mejor que esta sin duda. - reí nervioso - No estoy dando mi mejor imagen la verdad. - gran verdad. Yo no había tenido la culpa de lo ocurrido pero tampoco había sabido pararlo a tiempo así que… - ¿Crees que soy buen chico, verdad? Por eso me has ayudado… ¿No? - la curiosidad de saber qué pasaba por su cabeza sobre mí me podía. Por una vez esperaba que alguien no pensara que era un loco o un tipo raro y ansiaba la respuesta de la chica.



All monsters are human
avatar
Matthew W. Langdon
Sirrah » Member
Sirrah » Member

Mensajes : 24
Monedas : 353
Fecha de inscripción : 08/12/2014

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ¡No más fiestas! || Amelie E. Vinkbourch

Mensaje por Amelie E. Vinkbourch el 15th Diciembre 2014, 11:48 pm

La situación en que se encontraban ambos era simplemente extraña, nadie va por ahí acariciando a alguien que conoces poco, pero aun así, Amelie lo estaba haciendo y era algo tan poco usual para ella, que estaba sorprendida de lo rápido que se había dado con él; Ella solía aparentar frialdad, pero con Matthew no, con él le era hasta cómodo estar dándole caricias tan inocentes como aquellas, que aún siendo castas,  daban a pensar que habría una relación de años y no sólo de amistad, pero a la rubia no le interesaba lo que pensará el taxista o algún que otro transeúnte que los veía a  través de la ventana.

Una ola de calma recorrió la espalda de la oji azul al escuchar al rubio, se alegraba de que no quisiera que ella parará y no lo hizo, solo le dio un rápido asentimiento mientras seguía sus caricias tranquilas- Si te hace sentir bien lo seguiré haciendo-susurró tranquila, continuando con el ritmo que había tomado; Cabellos, mejilla, mentón, dando pequeñas caricias poco ocasionales en sus labios, pero eran casi imperceptibles, casi como si fuera el viento o bien una pluma. Dejó quieta su mano cuando sintió al rubio moverse y le dio una sonrisa cuando sintió brazo rodear su cintura, ella se acomodo levemente para que a él estuviera bien- No me molesta, para nada - de hecho, le agradaba de sobre manera, pero no se lo iba a decir, no voluntariamente al menos.

Continuo con el paseo de su mano por el rostro de él, se sentía en paz como hace tanto tiempo no experimentaba.- ¿Por que prefieres el día - preguntó sinceramente curiosa, Amelie era de noche, todo lo importante lo hacía en la noche, estudiar, leer, escribir, absolutamente todo, era por eso que dormía poco, pero no le interesaba mucho, gracias a la herencia familiar, no tenía muchas ojeras- ¿Es eso una cita? - inquirió con un ligero sonrojo coloreando sus mejillas- Que preocupado por tu imagen - río levemente mientras escuchaba su pregunta posterior, se quedó en silencio un momento para asustarlo- Claro que lo pienso, que eres bueno y muy caballero - tomó un poco de aire- Muy pocos hombres hubieran hecho lo que tú, de hecho poca gente lo hubiera hecho, eres una muy buena persona, Matthew, que no se te olvide-declaró acompañado de un tono serio. Observó el paisaje nuevamente, pidiendo que faltará bastante para su destino- ¿No te pasa que no quieres llegar al hospital? Porque rompería la atmósfera - demonios, ¿No había dicho eso verdad?  Se maldijo a sí misma ya que ciertamente eso era demasiado decir- Olvídalo, da igual - trató de areglar el error que acababa de cometer, pero claramente era una pobre frase la que se le había ocurrido para distraer al rubio, lo observó algo sonrosada.


avatar
Amelie E. Vinkbourch
Pollux » Member
Pollux » Member

Mensajes : 15
Monedas : 300
Fecha de inscripción : 09/12/2014

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ¡No más fiestas! || Amelie E. Vinkbourch

Mensaje por Matthew W. Langdon el 20th Diciembre 2014, 9:28 am

Por suerte la chica no se había tomado mal mi improvisado abrazo. Aquello lo había hecho sin pensar en que la podía incomodar pero al escuchar sus palabras me tranquilicé y mantuve la postura. - Pues prefiero el día porque me parece más… - busqué alguna palabra rápida e improvisada - ¿Animado? No sé, la noche me transmite soledad y nostalgia, cosa que no me agrada del todo. - sí, era contradictorio. Yo siempre estaba solo y me gustaba hasta cierto punto. Pero sentirme solo no me agradaba, la noche siempre era momento de pensamientos poco agradables, tanto para mí como para todo el mundo y era mejor evadir aquello, así que la mañana era la mejor parte del día, sin duda.

Me reí levemente cuando preguntó lo de la cita. La observé para ver la cara que ponía y mi risa terminó en una leve sonrisa cuando vi que sus mejillas se habían teñido de un leve color rojizo ¿Le daba vergüenza aquello? La verdad es que yo no lo había visualizado como una cita, en sentido estricto de la palabra, simplemente había pensado en dos amigos que daban un paseo por Londres entrada la noche. Pero ella…¿Qué habría pasado por su cabeza para ponerse así? - ¿Cita? Yo no lo había dicho en ese…  sentido ¿Quieres una cita conmigo? - volví a reír - Es broma. Pero te dejo que cuando salgamos por ahí, si quieres claro, lo tomes como más te guste, siempre que no te pongas nerviosa. - Sin duda tenía curiosidad pero no entraría a más porque sabía que se incomodaría. Yo deseaba que cada vez que nos viésemos estuviéramos así, porque sabía que en cuanto ella se tomase todo de una manera más seria, como sería una cita, las cosas se pondrían incómodas. Y era lo último que quería.

Escuché con atención la respuesta a mi pregunta, sin tener mucho en cuenta el silencio que había hecho antes de comenzar a hablar. Supongo que necesitaría pensar bien las palabras que iba a decir. Sin duda aquello que dijo la chica me alivió; más que nada porque yo pensaba que había cometido una estupidez y ella pensaba todo lo contrario. Aquello me daba más confianza en mí mismo y más tranquilidad de lo que ella se podía imaginar - No es que me preocupe mi imagen, - comenté de forma suave porque sabía que aquello lo había dicho de broma - pero quería saber si pensabas que era un loco. - reí intentando quitar importancia al asunto - No lo olvidaré Amelie. - Y era cierto, yo no olvidaba a las personas que me ayudaban y que pensaban de aquella manera sobre mí.
Su última pregunta me pilló totalmente desprevenido. Y al parecer a ella también porque luego intentó que lo olvidase ¿Olvidarlo, por qué debía olvidarlo? - La que quería ir al hospital eras tú, Amelie. - sonreí al ver que de nuevo se había sonrojado, sabía porqué lo había dicho, no era tonto. Ella estaba igual de cómoda que yo. Pero sólo tenía unas heridas y unos golpes que, simplemente, me los podría curar yo mismo una vez llegase a mi residencia. Aunque ella se hubiera empeñado en ir al hospital esa no habría sido una opción para mí si hubiera estado solo - Todavía estamos a tiempo de irnos a mi residencia y ponerme unas vendas allí. Amelie, en el hospital vamos a estar esperando en un ambiente muy desagradable. Y no se rompería tanto esta situación. - porque sí, a esas horas habría gente en bastante peor estado que yo y sólo podríamos ver cosas que sin duda no queríamos ver ninguno de los dos; y todo por unas vendas - Pero haré lo que tu prefieras.



All monsters are human
avatar
Matthew W. Langdon
Sirrah » Member
Sirrah » Member

Mensajes : 24
Monedas : 353
Fecha de inscripción : 08/12/2014

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ¡No más fiestas! || Amelie E. Vinkbourch

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.