Últimos temas
» •• Presidentes de las Fraternidades
12th Marzo 2015, 5:06 pm por rascony

» HabíaUnaVez´[Élite]
5th Febrero 2015, 8:40 am por Invitado

» COVEN U.K. Normal {Cambio de dirección}
4th Febrero 2015, 2:23 pm por Invitado

» Under the Palmtrees (élite - cambio de botón)
24th Enero 2015, 7:50 pm por Invitado

» Cerberus Project [ Gay / Slash / Yaoi Amo x Esclavo ]-Normal-Confirmación
18th Enero 2015, 10:41 pm por Invitado

» Time of Shadows { Af. Elite }
18th Enero 2015, 1:16 pm por Invitado

» Cambridge Universidad (Afiliación élite aceptada)
12th Enero 2015, 1:52 pm por Invitado

» Rumour Has It - Confirmación Afiliación Normal Y Cambio de Botón
11th Enero 2015, 6:34 pm por Invitado

» •• Registro de Matricula
11th Enero 2015, 1:35 pm por A. Gabrielle Sorensen

Hermanos
Directorios
Elite [43/45]
Wilson Academy Ever After Kingdom
The New York City MAGNIFIQUE PARÍS Fruit of the poisonous tree
Under the Palmtrees
Créditos
•• Todas los gráficos del skin realizados en este foro pertenecen a #Snowy, los demás a sus respectivos creadores; nadie puede apropiarse de estos gráficos sin consentimiento previo, así como manipularlos.
•• Tanto skin, templates y otros códigos que puedan encontrarse en el foro, son de exclusividad para el mismo, cualquier similitud será tomada como plagio y denunciada como tal.
•• Los emoticones fueron creados por COOKIEMAGIK y ABFC de deviantart.
•• Agradecemos a Deviantart y SavageThemes por los recursos ofrecidos.
•• La historia e información que aparece en el foro fue creada por la administración, por lo tanto no se puede tomar sin permiso previo de la misma.



Holy Crab! ♦ Riley L. Bosworth

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Holy Crab! ♦ Riley L. Bosworth

Mensaje por Colbie J. Collingwood el 19th Noviembre 2014, 6:59 pm

─¿Que haces aquí? ¿Porque no te vas y dejas que el espacio lo ocupe alguien con cerebro?─ Así había comenzado la joven dicha mañana. Había tenido la ocurrencia de sentarse un par de bancos mas adelante, pues a veces no veía bien de lejos, y se negaba a usar lentes por mas que le dijeran que era necesario. La cuestión es que, si bien en la universidad los bancos no están asignados y son por orden de llegada, algunas personas se creen que por sentarse siempre ahí ese banco les pertenecía. Cuando los chicos se pararon a su lado y la vieron de arriba a abajo, la joven no tardo en reconocerlos, eran los idiotas que siempre estaban haciendo preguntas y demostrando que sabían el tema mas que todos en la clase, como si eso fuera a hacer que aprobaran la materia. Colbie al ver el resto de los bancos de adelante casi vacíos les sugirió que tomen uno de esos, pero uno de los chicos salto con esa. La rubia se puso de pie, si bien no era muy alta no iba a permitir que le faltaran así el respeto. De mas esta decir cual fue el dialogo entre ambos, pero concluyo en que la rubia acabo sentada al lado de esos muchachos, pues en el banco había lugar para todos, y todo fue porque llego el profesor y los callo con la mirada. Malditos Sirrah, había pensado la joven en su momento, pero fue peor de lo que esperaba, pues no tan solo olían mal, si no que se pasaron la clase demostrando todas las cosas que no sabía, la miraban tan mal por no mirar el pizarrón o por dejar de escuchar que la chica se empezó a sentir cohibida, y como si fuera poco, al profesor se le ocurrió tomar un ejercicio para ver que tal estaban para el examen que estaba próximo. De mas estaba decir que si la joven había abierto el cuaderno fuera de clase, al menos una vez, era demasiado. Miro el lápiz en sus manos varias veces, mientras los SIrrah escribían con una velocidad que daba miedo. Cuando se dispuso a escribir el profesor dio el tiempo por terminado, y comenzaron a hacerlo en clase. Todos sabían que había que hacer, o eso parecía, dado que la clase era demasiado grande como para que todos participaran en ella. Colbie borro la evidencia de que no había podido hacer nada, y cuando salió fue directo a su dormitorio donde se tumbo en la cama media deprimida. Sentía una presión en el pecho y unas lágrimas que amenazaban con salir, nunca la habían echo sentir tan mal en su vida, pues cuando la clase termino, los Sirrah se encargaron de marcarle porque creían que ocupaba espacio, y tenían razón, solo que la rubia no podía aceptarlo.

No almorzó en ese medio día, solo se quedo allí tumbada mirando revistas hasta que se hizo la hora de ir a otra clase, pero no quería ir, en realidad no quería ir, por lo que se puso su campera de cuero sobre la camisa blanca, y cambio las zapatillas por unos tacones altos. Miro su jean desgastado frente al espejo, y prefirió cambiarse para ponerse sus pantalones color mandarina, que eran sus favoritos. Bajo los escalones de dos en dos, y al salir por las puertas de la universidad se dirigió directamente al centro comercial de Londres, que era el paraíso para alguien como ella. Dio un par de vueltas, pero no compro nada, tenía demasiado hambre para eso, por lo que al entrar el primer Shopping, fue derecho a la parte de comidas. Observo todas las posibilidades y acabo comprando un cono de rabas, y comenzó a caminar por los pasillos observando las vidrieras esperando ver algo que le llamara la atención.




Real Life:
avatar
Colbie J. Collingwood
Diphda » Member
Diphda » Member

Mensajes : 31
Monedas : 425
Fecha de inscripción : 13/11/2014

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Holy Crab! ♦ Riley L. Bosworth

Mensaje por Riley L. Bosworth el 20th Noviembre 2014, 7:02 pm

Había pasado gran parte de la mañana encerrada en una de las aulas de arte. Había tenido que saltarse todas las clases para terminar uno de los cuadros que tendría que entregar en un par de días y la tarea se le estaba resistiendo más de la cuenta. Esperaba poder recurrir a algunos de sus compañeros después para que le prestaran los apuntes y la ayudaran a ponerse al día con todas las clases que estaba perdiendo. Había tenido que desechar dos lienzos antes de estar medianamente satisfecha con los resultados. En un primer momento había pensado hacer un retrato de George, pero cuando ya había pintado la mitad del cuadro decidió que era demasiado íntimo y que no sabría hacerle justicia al recuerdo del chico. Después pasó a intentar retratar al muchacho que aparecía en varias de sus fotografías y cuyo nombre ni siquiera sabía; es más, ni siquiera se daba cuenta de que estaba allí cuando presionaba el disparador de su cámara. Terminó por tomar la decisión de plasmar en su lienzo uno de los paisajes que más veces había visto: la hermosa playa de un pequeño pueblo de California en el que había residido varios años durante su infancia y donde había vuelto más de una vez. Cerró el aula con llave, dispuesta a no salir de allí hasta tener el cuadro terminado y lo consiguió, aunque cuando soltó el pincel estaba exhausta. Su ropa estaba manchada y había una extraña mezcla de colores en su cabello rubio.

Lo primero que hizo nada más llegar a la fraternidad fue darse una ducha, aprovechando que no había casi nadie en casa y que podía hacerlo con total tranquilidad. Lo mismo sucedió cuando se dirigió a la cocina para prepararse algo de comer. No se esforzó demasiado, buscó en el refrigerador para prepararse una ensalada completa y se la comió en la sala de estar, frente al televisor. La casa Pollux era normalmente un hervidero de gente, por lo que disfrutar de un instante a solas allí era casi imposible. No tenía ni idea de qué hacer por la tarde, pero entonces recordó que unos compañeros de clase habían hablado sobre una nueva tienda de artículos de pintura en el centro comercial. No le entusiasmaba la idea de perderse en uno de esos lugares llenos de gente, pero necesitaba un par de pinceles nuevos y algunas cosas más, por lo que cuando terminó de recoger los platos que había utilizado para comer subió a su dormitorio para buscar el bolso y una chaqueta.

Se bajó del autobús en la parada más cercana al centro comercial. Como había esperado, el calor sofocante y las luces brillantes la abrumaron un poco cuando cruzó las puertas. La ropa que podía ver en las tiendas le resultaba aburrida, todas las prendas exactamente iguales a las otras y, además, a unos precios exageradamente altos, en su opinión. Riley contrastaba con aquel lugar. Paseaba, buscando la dichosa tienda de pinturas cuando reconoció una melena clara a lo lejos. —¡Colbie! -tal vez exageró al elevar su tono de voz porque varias personas se volvieron a mirarla. Alzó la mano derecha, saludándola con efusividad, llamando la atención de su amiga. Cualquiera que las viera repararía en las diferencias de las dos jóvenes, pero de algún modo habían conseguido trabar cierta amistad.
avatar
Riley L. Bosworth
Pollux » Member
Pollux » Member

Mensajes : 69
Monedas : 741
Fecha de inscripción : 08/11/2014

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Holy Crab! ♦ Riley L. Bosworth

Mensaje por Colbie J. Collingwood el 7th Diciembre 2014, 1:02 am

Al pasar por una casa de lentes, entro sin dudarlo. Busco los lentes de sol y comenzó a buscar unos como los que había visto en las últimas entregas de sus revistas. Acabo por elegir tres, y cuando el vendedor se dio cuenta de que la joven realizaría una compra comenzó a tratarla como una reina. Esas eran las razones por las cuales a la rubia le gustaba ir de compras, todo el mundo trataba bien a las personas dentro de una tienda, incluso cuando están comiendo algo grasoso y manchando todo a su paso. Se entretuvo probando cual le quedaba mejor, y tanto el vendedor como la vendedora, interesados, comenzaron a recomendar los mas costosos poniendo excusas de que quedarían mejor con su color de piel o su color de cara. Al final opto por tres e indico que se los llevaría. Pero cuando giro noto los lentes para la gente que tenía problemas con la vista. En sus labios se dibujo un pequeño puchero. ─¿Creen que me vería mas inteligente con lentes?─ Los vendedores intercambiaron una mirada entre si y luego rieron, le dijeron que en el aspecto no radicaba la inteligente, lo cual la joven entendió y apreció por la honestidad mostrada, si bien debían vender a mas no poder, evitaron que comprara eso, o no, dado que la joven igual compro unos grandes anteojos negros rectangulares que se puso ni bien paso la tarjeta. Los mismos no tenían aumento, pero ese no era el punto, ahora si podía pasar por una estudiante de ingeniería. Los vendedores las despidieron con una sonrisa y la chica salió nuevamente al áreas de vidrieras buscando donde podría atacar nuevamente.

Su teléfono sonó, y Colbie rodó los ojos al ver que se trataba de su madre. ─Estoy en clase─ Le dijo ni bien el botón se puso en verde y escucho sonidos del otro lado de la línea. Al minuto su madre se puso como una fiera, dado que no era sorda y escuchaba la música del centro comercial. ─Esta bien, no estoy en clase. ¡Hoy nos hicieron ir para nada!─ Comenzó a mentir con agilidad. ─Es que fuimos y a la media hora el profesor no había llegado, unos chicos fueron a preguntar a no se donde, la verdad es que nunca se de donde consiguen tanta información, y entonces se enteraron que el profesor no podía venir porque tuvo una urgencia y el ayudante no llegaba porque justo daba otra materia. Así que dijeron que nos fuéramos y eso hice.─ Su madre tarda, pero al final sede aceptando la mentira. ─Bree trabaja ma, por eso no esta conmigo─ Explica, y eso no era una mentira, su pequeña amiga pelirroja se encontraba sirviendo cafés en un café de por alguna parte de la ciudad. Colbie la iría a visitar luego. ─Arrgg ¡Mamá! Faltan años luz para que se haga de noche.... No me interesan cuantas horas hay en los años luz, quedaba bien en la frase! Escucha mi punto. Tampoco estoy en unas calles abandonas en el medio de la noche, estoy en un centro comercial rodeada de gente normal, o casi...─ Agrega al ver que a su lado pasaba un joven con el pelo color verde y tantos aros en la cara que parecía un alien.

La rubia aleja el móvil cuando su madre comienza con uno de sus monólogos imparables. Que no le gustara que anduviera sola por el centro comercial, que la ciudad era muy peligrosa y la rubia no sabía que mas cosas inventaba su madre. Estaba demente. Su nombre hizo que se volteé y le hizo señas a Riley para que se acerque. ─Ya ya, me encontré con una amiga, nos vemos luego─ Colbie Jeanine Collingwood Winw!! Se escucha al otro lado de la línea antes de que la joven pudiera colgar mientras daba unos pasos rápidos para acercarse a su muñequita de porcelana. ─¡Riley! ¿Cómo estás? Tanto tiempo, te he extrañado, nadie mas que tu acepta mis consejos racionales de moda, dicen que soy demasiado extravagante─ Comenta hablando una octava mas alto de lo que lo hacía la gente normal, y con su usual tono agudo, lo que hace que las personas se giren a ella enfatizando sus palabras. ─Ven camina conmigo y comienza a hablar─ Agrega tomando su brazo y tirando el cono de rabas que ya se había acabado.

OFF: Mil disculpas por la tardanza, estuve a full estos últimos días y siempre me olvidaba de pasar para decirte que tardaría en responder.




Real Life:
avatar
Colbie J. Collingwood
Diphda » Member
Diphda » Member

Mensajes : 31
Monedas : 425
Fecha de inscripción : 13/11/2014

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Holy Crab! ♦ Riley L. Bosworth

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.